Teletrabajo

5 Recomendaciones para organizarte mejor cuando trabajas en casa

 

¿Te ha pasado que después de un largo día, te vas a la cama y de repente recuerdas que te quedaron algunas actividades pendientes por hacer?

Si eres de las personas que trabajas en casa en tu propio emprendimiento, pero también atiendes a tus hijos, tu hogar y te esfuerzas mucho por compaginar estas actividades y a la vez cumplir con lo que a diario te propones, lo más recomendable en estos casos es organizar y planificar previamente tu día a día.

Trabajar desde casa es algo que muchas personas quieren, porque piensan que, al tener el trabajo y la familia en el mismo lugar, todo se hará mucho más fácil, y la verdad es que puede ser todo lo contrario. Trabajar desde casa requiere una buena dosis de autodisciplina y planificación de quienes lo hacemos para que tu negocio o emprendimiento pueda ser rentable y sostenible en el tiempo, esto te lo digo con total certeza.

Luego de cinco años trabajando en casa la mayor parte de los días, pues una que otra vez me ha tocado trabajar desde algún centro comercial, café o espacio de coworking, puedo decirte que muchas veces no es tan fácil como parece, pero sí se puede encontrar ese equilibrio que necesitamos para crear un entorno agradable que nos permita ser más productivo.

Estas recomendaciones pueden ayudarte a ser más productivo si estas comenzando a trabajar desde casa o tienes algún tiempo haciéndolo, pero todavía no consigues ser más productivo:

1.- Prepara un espacio de trabajo cómodo

Es idóneo que prepares un espacio de tu casa que solo uses para trabajar, sepárala de espacios donde tengas un televisor o cama, separa los límites entre el trabajo y tu vida en familia. Utiliza un escritorio o mesa de trabajo limpia, ordenada, cómoda, y toma en cuenta la iluminación y temperatura del lugar desde donde vas a trabajar.

2.- Lleva una Agenda
Tener una Agenda es como contar con esa mano derecha que te ayuda a cumplir tus objetivos diarios, sin excederte en horario. Para mí tener una agenda es sinónimo de buena gestión de tu tiempo en cuanto al cumplimiento de tus actividades.

Esto debe convertirse en hábito, en parte de tu rutina, la verdad no es nada difícil una vez que te adaptas a manejar mejor tus tareas a través de una agenda. Si dedicas unos minutos por adelantado a planificar tu día, será más sencillo llevar a cabo lo agendado.

Una Agenda es más que tener donde apuntar, ya sea virtual o manual, es una fantástica herramienta de trabajo, que te ayudara a ser más proactivo y más productivo en lo personal y laboral, atendiendo y cumpliendo lo que te propones tantos en tu emprendimiento incluso con tus clientes.

3.- Comienza por tus prioridades

No olvides marcar como lo primero en tu lista, es sencillo hasta puedes identificarlas por colores. Dedícale a tus prioridades el tiempo que consideres necesario sin enfrascarte en ellas, esto seguido de actividades a corto plazo, tareas a las que solo le dedicas algunos minutos al día, y si trabajas con varios clientes de igual manera identifica lo prioritario de cada uno de ellos. Si se te hace más cómodo divide las tareas en sub tareas y ve tachando lo que vas realizando.

4.- Toma descansos

Cuando te sientas desconcentrado, embotado o algo aturdido no continúes trabajando, te lo digo por experiencia, para y toma un descanso: camina unos 10 o 15 minutos, hidrátate, prepárate un té. Toma de unos 15 a 30 minutos para descasar, retomar fuerzas y concentración y luego continua.

Además existen varias técnicas para trabajar en bloques de tiempo (alternado trabajo con pequeños descansos), pero la más conocida es la técnica del pomodoro.

Trabajando de esta forma mejoras la concentración, eliminas las interrupciones, evitas el cansancio y, como consecuencia, aumentas tu productividad.

5.- Recuerda porque emprendiste tu propio negocio.

Cuando estas comenzando a trabajar desde casa puede ser que estés muy motivado, pero no sepas gestionar tu tiempo, esto lo vas a manejar mejor con el tiempo.

Pero con el tiempo puede pasar lo contrario, gestionas bien tu tiempo, pero puedes perder la motivación o perspectiva, si te ha pasado esto, créeme que te entiendo.

En este caso es importante que apliques algunas técnicas para que te ayuden a mantener la motivación. Lo primero pregúntate ¿Por qué decidiste emprender? ¿Por qué haces lo que haces? Esto traerá a tu mente esa motivación inicial.

Algunas otras técnicas que puedes aplicar es colocar en tu espacio de trabajo: posters, notas, textos que te ayuden a recordar tus valores y objetivos. Usa una pizarra, pequeñas notas de colores, etc pero que sea un sistema visual que te recuerde eso que te motivo a emprender, dónde estás ahora mismo y dónde quisieras estar.

Espero que estas recomendaciones te sean útiles y si tienes algún comentario, sugerencia ¡Bienvenidas sean!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.